Dolor de Tobillo

El dolor experimentado en el tobillo puede ser causado por una multitud de condiciones. Mientras que la causa más común es un esguince de tobillo, otros posibles problemas pueden incluir artritis, gota, inestabilidad del tobillo, fractura de tobillo, compresión nerviosa, o tendinitis. En casos más graves, el dolor de tobillo puede ser un signo de alineación incorrecta del pie o una infección. 
El dolor de tobillo a menudo puede ir acompañado de síntomas como enrojecimiento, hinchazón, rigidez y calor en la zona afectada.

El dolor experimentado en el tobillo puede ser causado por una multitud de condiciones. Mientras que la causa más común es un esguince de tobillo, otros posibles problemas pueden incluir artritis, gota, inestabilidad del tobillo, fractura de tobillo, compresión nerviosa, o tendinitis. En casos más graves, el dolor de tobillo puede ser un signo de alineación incorrecta del pie o una infección. 
El dolor de tobillo a menudo puede ir acompañado de síntomas como enrojecimiento, hinchazón, rigidez y calor en la zona afectada.

Dependiendo de la afección detrás del dolor de tobillo, el podólogo puede recetar diferentes tratamientos. Para los esguinces de tobillo, el primer paso en el tratamiento implica reposo, hielo, elevación y compresión. Asegúrese de evitar la presión sobre el tobillo, use una compresa de hielo varias veces al día y use un vendaje de compresión y elevación para reducir la hinchazón.

Otras afecciones más graves pueden requerir la ayuda de ciertos medicamentos y medicamentos como los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), la terapia física o incluso las inyecciones de cortisona. 
Consulte con su médico de pies y tobillos para determinar mejor la causa de su dolor de tobillo y el tratamiento adecuado. Dependiendo de la gravedad del dolor de tobillo y la afección detrás de él, la recuperación del dolor de tobillo puede tomar algún tiempo.